CategoríasInvestigación

La fibromialgia me persigue en forma de pacientes. Y presiento que a muchos colegas y profesionales de la salud les sucede lo mismo. Hemos presenciado un boom importante de esta enfermedad y no tiene pinta de querer retirarse. Ha pasado a formar parte del catálogo de “enfermedades modernas”.

La fibromialgia apareció hace sólo unas cuántas décadas y afecta a cerca del 8% de la población mundial, es decir, varios millones de personas. Su principal característica son los dolores recurrentes en todo el cuerpo. Puede acompañarse de cansancio, bajo ánimo, ansiedad, dolores de cabeza, síntomas intestinales, problemas de memoria y para dormir. Tiende a ser más frecuente en mujeres, su causa es “desconocida” y existen muchos tratamientos, entre los que encontramos fármacos, ejercicios y terapias complementarias.

CIUDADES ENFERMAS

No hay día en la consulta que la fibromialgia no aparezca, y es complicada. Generalmente son seres humanos llenos de estrés, problemas personales, mala alimentación y tomando muchos medicamentos. ¿Les suena conocido? Yo le llamo “vida moderna occidental en la ciudad“.

Es poco el tiempo que le dedicamos a nuestra sanación y autoconocimiento, a darnos pausas durante el día y nutrirnos saludablemente.

Via Inhabitat

Via Inhabitat

Los enfoques modernos de tratamiento nos orientan a tomar en cuenta no sólo los síntomas, sino que todo el medio que rodea al paciente. Esto se llama “epigenética“: el contexto y cómo este afecta nuestro genes (información dentro la célula), es fundamental. Somos potencialmente saludables: dependiendo de cómo sobrellevemos estos factores, viviremos en salud. Y la alimentación no se queda fuera.

PLANTAS PODEROSAS

La fibromialgia se acompaña de inflamación generalizada en todo el cuerpo. Para confirmar esto se utilizan los síntomas del paciente y marcadores químicos en la sangre. Ahora bien, ya les he contado en otro post sobre los beneficios de una Alimentación Integral Basada en Plantas: está comprobado hace unos años que una alimentación vegetariana y vegana disminuye dramáticamente todos los síntomas de la fibromialgia, en comparación con la típica dieta omnívora occidental. Los resultados son mejores en nutrición vegana, e incluso excelentes si es vegana cruda. Todo esto acompañado de la normalización de los marcadores en sangre de inflamación.

A pesar de que la mayoría de estos estudios científicos no se realizaron con una gran cantidad de pacientes, ¿debo esperar a que se realice un estudio de tal categoría para recomendar un cambio alimenticio?

Via MoreVeganBlog

Via MoreVeganBlog

Como si fuera poco, también se estudió que la mayoría de los síndromes dolorosos ocurren en personas que se alimentan de productos procesados, refinados, animales y chatarra. Incluso hay casos documentados de que consumir el endulzante aspartamo está fuertemente asociado a la generación y mantención de la fibromialgia.

INFLAMADOS

Nuestro sistema de defensas (sistema inmune) es el encargado de regular la inflamación en nuestro cuerpo. Más del 70% de este sistema se encuentra en el intestino, lugar al que llega todo lo que comemos. Las células defensivas son capaces de viajar a través del cuerpo por carreteras que conectan todos nuestros tejidos y órganos (sistema linfático y circulatorio). Si algún elemento que favorezca la inflamación aparece, ellas tratarán de calmar el suceso. Pero llega un punto en que se ven sobrepasadas y generan  inflamación permanente en muchos lugares. Esto provoca enfermedad.

¿Que tiene que ver lo anterior con la Fibromialgia? Mucho, puesto que nuestras articulaciones y músculos no están desligadas de nuestro intestino ni de nuestro sistema nervioso. Las carreteras y tejidos de conexión los están uniendo. Un proceso inflamatorio en el intestino puede estarse manifestando como cansancio, dolor de cabeza, depresión o dolor en las extremidades. He ahí la importancia de tratar la fibromialgia con un enfoque integrativo y alimentación, que considere la multiplicidad de factores que la pueden estar generando. Tomar en cuenta su epigenética y dentro de todo, preguntar: ¿qué estás comiendo?

Via Psephizo

Via Psephizo

 

 

__________

REFERENCIAS

GOLDENBERG, D. 2016. Patient information: Fibromyalgia (Beyond the Basics)[en línea]. Up To Date. <http://www.uptodate.com/contents/fibromyalgia-beyond-the-basics> [consulta: 31-07-2016]

CLAUDW, D. 2014. Fibromyalgia: A Clinical Review [en línea]. The Journal of the American Medical Association (JAMA). <http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1860480> [consulta: 31-07-2016]

CORTINI, R. et al. 2016. The Physics of Epigenetics. [en línea]. Reviews of Modern Physics. <http://journals.aps.org/rmp/abstract/10.1103/RevModPhys.88.025002> [consulta: 31-07-2016]

GARCIA, J. et al. 2016. Epigenetics as the Driving Force in Long- Term Immunosuppression. [en línea]. Journal of Clinical Epigenetics. <http://clinical-epigenetics.imedpub.com/epigenetics-as-the-driving-force-in-longterm-immunosuppression.pdf> [consulta: 31-07-2016]

KAARTINEN, K. et al. 2000. Vegan diet alleviates fibromyalgia symptoms. [en línea]. Scandinavian Journal of Rheumatology. <https://www.researchgate.net/publication/12233502_Vegan_diet_alleviates_fibromyalgia_symptoms> [consulta: 31-07-2016]

DONALD SON, M. et al. 2001. Fibromyalgia syndrome improved using a mostly raw vegetarian diet: An observational study. [en línea]. BMC Complementary and Alternative Medicine. <http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC57816/pdf/1472-6882-1-7.pdf> [consulta: 31-07-2016]

HOSTMARK, AT. et al. 1993. Reduced plasma fibrinogen, serum peroxides, lipids, and apolipoproteins after a 3-week vegetarian diet. [en línea]. Plant Foods for Human Nutrition. <http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8464845> [consulta: 31-07-2016]

ARRANZ, L; CANELA, M; RAFECAS, M. 2010. Fibromyalgia and nutrition, What do we know? [en línea]. Rheumatology International. <https://www.researchgate.net/publication/42807664_Fibromyalgia_and_nutrition_What_do_we_know> [consulta: 31-07-2016]

CIAPPUCCINI,R. et al. 2010. Aspartame-induced fibromyalgia, an unusual but curable cause of chronic pain [en línea]. Clinical and Experimental Rheumatology. <https://www.researchgate.net/publication/49700668_Aspartame-induced_fibromyalgia_an_unusual_but_curable_cause_of_chronic_pain> [consulta: 31-07-2016]

VANDENKERHOF, E. et al. 2011. Diet, Lifestyle and Chronic Widespread Pain: Results from the 1958 British Birth Cohort Study [en línea]. Pain Research and Management. <http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3084409/pdf/prm16087.pdf> [consulta: 31-07-2016]

VOJDANI, A; ERDE, J. 2006. Regulatory T Cells, a Potent Immunoregulatory Target for CAM Researchers: The Ultimate Antagonist (I). [en línea]. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine (eCAM) <http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1375245/pdf/nek022.pdf> [consulta: 31-07-2016]

BOWERS, S; BANERJEE, I; BAUDINO, T. 2010. The Extracellular Matrix: At the Center of it All. [en línea]. Journal of Molecular and Celullar Cardiology. <http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2824065/pdf/nihms147090.pdf> [consulta: 31-07-2016]

VIGHI, G. et al. 2008. Allergy and the gastrointestinal system [en línea]. Clinical and Experimental Immunology <http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2515351/pdf/cei0153-0003.pdf> [consulta: 31-07-2016]

NATHAN, C; DING, A. 2010. Nonresolving Inflammation. [en línea]. Cell. <http://weill.cornell.edu/globalhealth/Nathan_Non-resolving_Inflammation.pdf> [consulta: 31-07-2016]



Comentarios