CategoríasNutrición

LOS 4 VENENOS BLANCOS: Harinas Refinadas

En la dieta cotidiana de los chilenos existen alimentos muy comunes y casi irremplazables en las despensas, pero que tienen un porcentaje muy bajo de vitaminas, prácticamente carecen de valor nutricional y pueden ser muy perjudiciales para la salud. Estos son los venenos blancos: las harinas refinadas, la sal, el azúcar y la leche industrializada. Su consumo puede desencadenar el desarrollo de enfermedades graves para nuestro organismo como la diabetes, la hipertensión arterial y hasta el cáncer.

En las próximas publicaciones te informaremos sobre cada uno de estos alimentos, sus desventajas para la salud y cómo reemplazarlos de forma amigable para el organismo.

¡Acompáñanos!, comenzamos con las harinas refinadas.

Vía Shipton Mill

Peligros para la salud

Los hidratos de carbono de dividen en dos clases, los simples y complejos. Los simples, como las harinas refinadas y sus derivados (panes, pastelería y bollería) tienen la capacidad de producir adicción.

Las harinas blancas en general tienen un índice glucémico más alto que las integrales, por ende el aumento de azúcares a nivel de la sangre será más rápido y se tiende a liberar un exceso de insulina, lo que genera mayor apetito, logrando un riesgo de obesidad frente al consumo reiterado.

Además, los tratamientos químicos en el grano dan como resultado la adición de un subproducto químico conocido como aloxano, capaz de producir diabetes, según experimentos médicos realizados en ratas de laboratorio. El aloxano causa diabetes al producir radicales libres en la células beta del páncreas, destruyéndolas. Las células beta son las células encargadas de producir insulina; por lo tanto, si son destruidas, no se tiene insulina disponible y se desarrolla la diabetes.

Por otro lado, cada día más personas descubren que tienen intolerancia al gluten, la proteína del trigo, lo que frente a su consumo destruye las vellosidades intestinales, reduciendo la absorción de nutrientes por el tracto intestinal. Si prefieres una alimentación libre de gluten, entonces deberás omitir el trigo, el centeno y la cevada en cualquiera de sus formatos. Otras opciones de harinas sin gluten son la de arroz, quinoa, garbanzo, trigo sarraceno, entre otras. 

Cuando más fina y blanca es la harina, menos fibra, vitaminas y minerales contiene, mientras que favorecen las caries, el cáncer, el colesterol y la diabetes.

Vía Nutrition Over Easy

¿Cómo reemplazar la harina blanca refinada?

¡Muy sencillo! Solo debes elegir los carbohidratos complejos y productos integrales. Al mismo tiempo procurar que los productos derivados, como panes, se elaboren con estas materias primas.

La fuente de energía más óptima para el organismo son los carbohidratos complejos que encontramos en frutas, verduras, harinas, pastas y granos integrales y tubérculos como papas y camotes. Estos a diferencia de los productos refinados tienen mucho menor índice glicémico lo que actúa de forma regulada con los niveles de azúcar en la sangre sin causar puntos críticos de liberación de insulina. Además, conservan las cualidades de los granos enteros, los que contienen la mayor cantidad de nutrientes en su cáscara, esta última es extraída en el procesamiento de los productos refinados disminuyendo su valor nutricional casi por completo, gracias a esto los carbohidratos complejos aportan grandes cantidades de fibra soluble e insoluble, vitaminas y minerales. La fibra soluble es esencial para una adecuada digestión y  regulación del tránsito intestinal, por otro lado la fibra insoluble da una mayor sensación de saciedad.

Con estos pequeños cambios en tu dieta lograrás prevenir enfermedades como diabetes, obesidad, enfermedad cardíaca y cáncer colorrectal, solo debes dejar de lado los productos refinados, optar por productos integrales, y preferir las  frutas y verduras.

¡Entrégale a tu cuerpo el mejor combustible!

____________

REFERENCIAS

GOURANGA, D.; SUNDARI, K. (2014) Alimenta tu salud: vive las bondades de la naturaleza. SEVA. Santiago, Chile.74-77 p.

KRISTENSEN M; TOUBRO S; JENSEN MG; ROSS AB; RIBOLDI G; PETRONIO M; BüGUEL S; TETENS I; ASTRUP A.(2012)Whole grain compared with refined wheat decreases the percentage of body fat following a 12-week, energy-restricted dietary intervention in postmenopausal women. Journal of Nutrition. [En línea] <http://jn.nutrition.org/content/142/4/710.long> [consulta: 26-07-2016]

MIR, S. H;  DARZI, M. M.(2009) Histopathological abnormalities of prolonged alloxan-induced diabetes mellitus in rabbits. International Journal of Experimental Pathology [En línea ] <http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2669619/pdf/iep0090-0066.pdf> [consulta: 25-07-2016]

ROHILLA. A; ALI, S. (2012) Alloxan Induced Diabetes: Mechanisms and Effects. International Journal of Research in Pharmaceutical and Biomedical Sciences. [En línea] <http://www.ijrpbsonline.com/files/59-3290.pdf> [consulta: 25-07-2016]

SZKUDELSKI, T. (2001)The mechanism of alloxan and streptozotocin action in B cells of the rat pancreas. Physiol Res [En línea] <http://www.biomed.cas.cz/physiolres/pdf/50/50_537.pdf>   [consulta: 25-07-2016]



Comentarios