CategoríasNutrición

La sal de mesa que conocemos hoy en día no se compara con la sal cristalina y en su estado natural que se consumía antiguamente, la que ya sea de mar o de ciertas montañas contiene más de 80 minerales esenciales para el organismo. Actualmente la sal común ha sido refinada y adicionada de flúor y sodio, es mejor conocida como cloruro de sodio: NaCl, donde 1 gramo de sal tiene 391 mg de Sodio.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda consumo máximo de 5 gramos diarios de sal, lo que corresponde a 2000 mg de sodio por día.

Hoy en día los chilenos como promedio consumimos cerca de 12 gramos de sal diarios, según la última ENCA (Encuesta Nacional de consumo de Alimentos) realizada por el Ministerio de Salud. Presentando una mayor ingesta por parte de la comunidad femenina.

¿De dónde viene la sal que consumimos?

Mayoritariamente viene incorporada en los alimentos procesados o envasados, si nos fijamos en las etiquetas algunos productos estos tienen cantidades impresionantes de sodio, como cereales, galletas, sopas instantáneas, productos enlatados, fiambres y aderezos, por nombrar algunos.

Una gran cantidad del consumo de sal nacional se debe al consumo de pan. Cada chileno come en promedio 98 kilos de pan al año, siendo este producto el principal alimento de la dieta nacional, cada pan tiene aproximadamente 1.5 gramos de sal, es decir,  si alguien consume 2 panes diarios ya habrá consumido más de la mitad de la cantidad recomendada de sal para el día.

Vía WheatFreeWonder

Otra parte importante proviene de la sal que se agrega al cocinar y más tarde la que se adiciona al plato con el salero de mesa.

Los alimentos naturales también aportan una pequeña cantidad de sodio, la cuál es mínima comparada con los aspectos mencionados anteriormente.

¿Qué peligros tiene para la salud?

El consumo excesivo de sal de la población determina un gran problema a nivel no solo nacional si no que mundial, esto es debido a que nuestro cuerpo tiene la capacidad de eliminar solo entre 5 y 7 gramos de sal al día (esto varía con algunos factores como edad, sexo y actividad fìsica), lo que se consuma más allá de ese valor significa una sobrecarga para los órganos de eliminación del organismo, dando pie al desarrollo de enfermedades crónicas, principalmente enfermedad renal,  enfermedad cardiovascular e hipertensión arterial.

La hipertensión en Chile

La hipertensión arterial ocupa el cuarto lugar de causas de muerte en nuestro país.

En estos gráficos del Ministerio de salud, extraídos de la última ENS (Encuesta Nacional de salud) observamos que la población con hipertensión va en crecida y que lamentablemente, dentro de los que tienen en conocimiento de su condición, sólo un poco más de la mitad se encuentra con un tratamiento y un solamente cuarto lleva un control frecuente de su presión arterial.

¿Cómo reemplazar la sal refinada?

Ensayos clínicos muestran que  la reducción, y más eficazmente, la sustitución de la sal refinada en la dieta logra impactantes efectos disminuyendo la presión cardiaca y mejorando la salud cardiovascular.

La solución es bastante sencilla, puedes optar por cambiar tu sal de mesa por sal marina no refinada o sal de roca del Himalaya o de Los Andes (esta última más local y económica), la cual tiene una gran variedad de minerales y no ha recibido ninguna alteración, de igual forma debes utilizarla en moderación (1 a 3 cdtas. por día dependiendo de múltiples factores).

Además, elige cocinar sin sal y en vez de ello utiliza hierbas y especias para dar sabor a tus comidas. Agrega un toque de sal cuando ya esté cocinado, asi reduces el consumo ya que al cocinar con ella generalmente se peirda y terminamos añadiendo de igual forma al consumir nuestro plato de comida.

Vía Exprosal

Beneficios de la sal no refinada

  • Aporta 84 minerales biológicamente activos y fácilmente asimilables por las células.
  • Mejora el balance electrolítico en los fluidos internos, sobre todo en la sangre.
  • Optimiza la asimilación de los nutrientes presentes en nuestro alimento cotidiano.
  • Purga el tejido conjuntivo y estimula el drenaje de materias tóxicas, generando adelgazamiento.
  • Mejora el estado de ánimo y brinda mayor plenitud energética.
  • Estimula el sistema de defensa de nuestro organismo.
  • Evita la putrefacción intestinal.
  • Normaliza los valores de presión arterial.
  • Disuelve y elimina los sedimentos que conducen a la formación de arenillas y cálculos.
  • Disminuye las molestias generadas por padecimientos artríticos y reumáticos.
  • Reduce el deseo por sustancias adictivas.
  • Alivia las enfermedades de la piel, provocando limpieza genuina, desde adentro hacia fuera.
  • Favorece la eliminación de metales pesados (plomo, mercurio, arsénico, amalgamas dentales, etc.), debido a la capacidad de vitalizar sus estructuras moleculares para que el organismo pueda deshacerse de ellas.

¡Ten la oportunidad de probar este nuevo mundo de sabores naturales! Orégano, albahaca, romero, tomillo, cardamomo, nuez moscada, canela, cilantro, perejil comino, pimienta y laurel son solo algunas de las maravillas que puedes tener en tu cocina para realzar el sabor de tus platos, las opciones son infinitas y todo queda a tu libre imaginación.

_________

REFERENCIAS

COOK NR; APPEL LJ; WHELTON PK. (2014) Lower levels of sodium intake and reduced cardiovascular risk. [En línea] <http://circ.ahajournals.org/content/129/9/981>   [consulta: 26-07-2016]

GOURANGA, D.; SUNDARI, K. (2014) Alimenta tu salud: vive las bondades de la naturaleza. SEVA. Santiago, Chile. 58-60 p.

Ministerio de Salud de Chile (2010-2011) Encuesta Nacional de Consumo Alimentario, informe final. Universidad de Chile [En línea] <http://web.minsal.cl/sites/default/files/ENCA-INFORME_FINAL.pdf> [consulta: 26-07-2016]

Ministerio de Salud de Chile. 2011. Encuesta Nacional de Salud Chile 2009-2010. MINSAL.[En línea] <http://web.minsal.cl/portal/url/item/bcb03d7bc28b64dfe040010165012d23.pdf> [consulta: 26-07-2016]
ZHOU B; WANG HL; WANG WL; WU XM; FU LY; SHI JP. (2013) Long-term effects of salt substitution on blood pressure in a rural north Chinese population.Journal of Human Hypertension. [En línea] <http://www.nature.com/jhh/journal/v27/n7/full/jhh201263a.html>  [consulta: 26-07-2016]



Comentarios