CategoríasNutrición

Diabetes, cáncer, osteoporosis y artritis reumatoide ¿De verdad esta raíz puede combatir todas estas enfermedades? Esta fue la misma pregunta que me formulé después de encontrar este alimento a la venta en los puestos de La Vega Central y correr a investigar sobre ella. Les tengo buenas noticias, ¡Es cierto! Esta poderosa raíz, originaria de la india, puede con eso y mucho más. Te invito a conocer las múltiples bondades medicinales que entrega este super alimento.

Para comenzar…

La cúrcuma ha sido cultivada hace más de 5.000 años en el sur de India, en un principio estaba destinada a usarse como un colorante para la ropa y como aliño para la preparacion de platos típicos, como curry, por su llamativo color. Más tarde es que se descubren sus propiedades terapéuticas, las cuales se deben a principalmente a sus curcuminoides, los que le otorgan una alta capacidad antiinflamatoria mediante la cuál puede combatir un gran número de enfermedades crónicas asociadas a la inflamación, llegando a ser más potente que algunos fármacos como ibuprofeno y fenilbutazona.

Vía Health.com

Vía Health.com

Beneficios

Se debe principalmente al pigmento anaranjado de la cúrcuma, que se llama curcumina. En numerosos estudios, los efectos antiinflamatorios de la curcumina se ha demostrado que son comparables y mejores que muchos de los fármacos de consumo frecuente en la sociedad, pero a diferencia de estos medicamentos asociados con efectos secundarios significativos (formación de úlceras, disminución del recuento de glóbulos blancos, sangrado intestinal), la curcumina no produce toxicidad.

Los estudios clínicos han probado que la curcumina también ejerce efectos antioxidantes muy potentes. Es capaz de neutralizar los radicales libres, sustancias químicas que pueden viajar a través del cuerpo y causar daño a las células sanas.

Esta combinación de efectos antioxidantes y anti-inflamatorios ha logrado grandes resultados en ensayos clínicos frente a patologías ligadas a la inflamación, esto explica por qué muchas personas con enfermedades articulares encuentran alivio al incluir este alimento en sus dietas. Algunos de sus beneficios son:

  • Produce grandes mejoras en pacientes con artritis reumatoide, los que logran disminución de la rigidez matinal, logran pasar mayor tiempo de pie y reducen la inflamación y dolor de sus articulaciones.
  • Puede corregir la expresión del gen más común del defecto genético, CFTR, responsable de la fibrosis quística.
  • Inhibe la producción y metástasis de células cancerígenas, mediante la mejoría de la función hepática y contrarrestando el efecto de factores de transcripción relacionados con el desarrollo de tumores. Combate, entre otros, el cáncer de mama, próstata, pulmón y colon.
  • Logra una mejora de la función hepática al prevenir la formación de sustancias inflamatorias COX-2, e induce la formación de una enzima encargada de la desintoxicación del hígado, la glutatión S-transferasa (GST).
  • La curcumina puede prevenir la oxidación del colesterol en el cuerpo. El colesterol oxidado daña los vasos sanguíneos y puede llevar a un ataque cardíaco o a un accidente cerebrovascular, esta prevención de oxidación del colesterol nuevo puede reducir la progresión de la aterosclerosis.
  • Disminuye los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) aumentando la producción de receptores para el colesterol LDL. Con más receptores, las células del hígado son capaces de eliminar más de LDL del cuerpo.
  • También ha sido de gran ayuda en enfermedades como osteoporosis, colitis y síndrome de crohn.
Vía Clean Food Dirty Girl

Vía Clean Food Dirty Girl

¡Siempre con pimienta!

La curcumina, por sí sola, no es muy absorbida por el cuerpo. Necesitamos el apoyo de la piperina, el componente activo de la pimienta negra la cual logra que la cantidad de curcuminoides que pasan a la sangre, sea mucho mayor.

El consumo ideal de la curcuma debe ser junto a una pequeña parte piperina, de la pimienta negra y jengibre, lo que aumenta la biodisponibilidad de la curcumina en un 2000%.

Vía Nutrition Trend

 

 

_________

REFERENCIAS

  • HENTORIN, Y;  GHARBI, M; DIERCKXSENS, Y; PRIEM, F; MARTY, M; SEIDEL, L; CASTERMANS, C. (2014)  Decrease of a specific biomarker of collagen degradation in osteoarthritis, Coll2-1, by treatment with highly bioavailable curcumin during an exploratory clinical trial. BMC Complementary and Alternative Medicine  [En línea] <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4032499/ >  [consulta: 28-08-2016]
  • KUPTNIRATSAIKUL, V;  DAJPRATHAM, P; TAECHAARPORNKUL, W; BUNTRAGULPOONTAWEE, M., LUKKANAPICHONCHUT, P. (2014) Efficacy and safety of Curcuma domestica extracts compared with ibuprofen in patients with knee osteoarthritis: a multicenter study. Clinical Interventions in Aging   [En línea] <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3964021/>  [consulta: 28-08-2016]
  • PESCHEL D; KOERTING R; NASS N. (2007) Curcumin induces changes in expression of genes involved in cholesterol homeostasis. J Nutr Biochem. [En línea] <http://www.jnutbio.com/article/S0955-2863(06)00077-5/abstract > [consulta: 28-08-2016]
  • SHISHODIA S; AMIN HM; LAI R; AGGARWAL BB. (2005) Curcumin (diferuloylmethane) inhibits constitutive NF-kappaB activation, induces G1/S arrest, suppresses proliferation, and induces apoptosis in mantle cell lymphoma. Biochem Pharmacol. [En línea] <http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006295205002418>  [consulta: 28-08-2016]
  • The world’s healthiest foods. Turmeric. [en línea] <http://whfoods.com/genpage.php?tname=foodspice&dbid=78 > [consulta: 28-08-2016]


Comentarios